Saltar al contenido.

“Aerle tendrá a mediados de 2009 digitalizados expedientes y sumarios de 12.000 leoneses represaliados en el franquismo” – EuropaPress

Fuente: EuropaPress. 31/01/2009

La Asociación de Estudios sobre la Represión en León (Aerle) trabaja en la digitalización de los expedientes de 12.000 leoneses represaliados en el franquismo, los recogidos en el Archivo Militar del Ferrol, consistentes en sumarios de encausados tras la Guerra Civil, un proyecto que previsiblemente estará terminado a mediados del presente año.

La presidenta de la asociación, Encina Cendón, en declaraciones a Europa Press, explicó que esta iniciativa de compilación de expedientes se realiza gracias a una subvención otorgada el pasado año por la Presidencia del Gobierno y será el “alma máter” de los trabajos hasta el momento realizados.

“En el archivo militar del Ferrol hay muchos expedientes, los de 12.000 leoneses, y creemos conveniente que debería tener continuación para compilar los expedientes de cada persona. Hay personas que tienen hasta tres y cuatro expedientes en uno. Hay que tener en cuenta que los encartados de los juicios ‘sumarísimos’ pueden tener unas 50 páginas. La cantidad de documentos digitalizados es considerable”, puntualizó.

La asociación también realiza un registro de documentos de los ‘paseados’, en este caso, procedentes de dos fuentes documentales: en los registros civiles, que “no son nada fiables” y en muchos casos “jamás se pudieron escribir”, o a través de los familiares.

“UN MÍNIMO HOMENAJE”

“Tenemos fondos y testimonios con los que queremos rendir un mínimo homenaje a estas pobres personas. Si todas las muertes son reprobables, estas personas ni siquiera tuvieron el juicio sumarísimo, las mataron de un tiro en la nuca y a día de hoy, en un país que se cree medianamente democrático, se nos revuelve el estómago al saber que hay miles de personas honradas que yacen en las cunetas o en los montes y que el único delito que han cometido fue defender el Gobierno de la República”, subrayó.

Además de estos 12.000 expedientes con los que Aerle contará en los próximos meses, la asociación ya dispone de un censo de represaliados en la provincia que incluye a los presos que estuvieron en todas las dependencias de prisión de la provincia, entre ellas, San Marcos o las de Astorga, La Bañeza, Ponferrada, Villafranca o Valencia de Don Juan.

En total, entre los documentos recogidos en las cárceles y en los registros, la asociación compiló 18.316 expedientes hace dos años, aunque desde entonces se han influido muchas más personas ya que “constantemente se añaden nombres y testimonios”.

Además, durante el presente año la asociación trabaja en el proyecto ‘Destacamentos penales y obra civil realizada por presos políticos’, para el que se trasladarán a diferentes provincias dado que la documentación al respecto está “dispersa”.

CONDICIONES “CASI DE ESCLAVITUD”

Esta iniciativa pretende dar a conocer cómo eran tratados los presos políticos durante el franquismo, en condiciones “casi de esclavitud”; cómo se “favorecían” determinadas empresas y el propio Estado, que, al estar saturadas las cárceles, “explotaba” a los presos para realizar estos trabajos en condiciones “penosas”.

“Con ellos empezaron a hacer en el Plan de Zonas Devastadas, como es el caso de la localidad de Villamanín; destacamentos penales, como los de Fabero, así como pantanos, carreteras y otras obras”, aseguró.

Al margen de estas propuestas, Aerle ha suscrito recientemente un convenio con el Ministerio de Cultura para realizar trabajos en el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, en el Archivo de Salamanca y en Alcalá de Henares, de manera que el Ejecutivo central subvencionará estos trabajos a cambio de una copia de los mismos.

Además, tiene un acuerdo con el departamento de Ofimática de la Universidad de León (ULE) para que los becarios de la institución académica digitalicen documentos.

El tercero de los convenios vigentes ha sido suscrito entre Aerle y el Instituto Nacional de las Tecnologías de la Comunicación (Inteco), sobre temas de seguridad, por el que se desarrollarán diferentes aplicaciones para saber manejar a nivel de usuario la información que actualmente se traslada desde el Archivo Militar del Ferrol, así como de otros centros documentales.

NUEVA PÁGINA WEB

Además, desde el Inteco se realizará una nueva página web para la asociación, una iniciativa que, previsiblemente, antes de un mes estará realizada.

Finalmente, Encina Cendón destacó la colaboración prestada en todo momento por el director general del Libro, Rogelio Blanco.

Cendón recordó otras de las iniciativas llevadas a cabo como el documental ‘Rompiendo el silencio’, que se presentó en 2007 con la pretensión de ser“una de las señas de identidad” de la asociación. Este documento gráfico pretende recuperar la memoria histórica y “dar voz” a las víctimas del“régimen del terror”, cuyos protagonistas son los ‘paseados’, las detenciones “indiscriminadas”, los juicios, las desapariciones, los niños de la guerra y del exilio, los escapados y los guerrilleros y la represión en las primeras huelgas contra el franquismo.

“No todos los entrevistados han podido salir en el documental porque hay testimonios desgarradores, pero creemos que tendrá una continuación porque no puede quedar así. El tema da mucho de sí. El año que viene esperamos una segunda parte”, afirmó.

Del mismo modo, expresó su deseo de que, en un futuro este trabajo sirva como material didáctico en los centros educativos. “No estaría mal que se proyectara en institutos y colegios; en Educación para la Ciudadanía. La historia siempre la escriben los vencedores; hay que ser un poco más objetivo y poner nuestro granito de arena para que las próximas generaciones sepan en realidad lo que ocurrió”, puntualizó.

Aerle también ha impulsado, con la ayuda de Presidencia del Gobierno, la creación y colocación de tres monolitos en la provincia en recuerdo a los represaliados en Valverde de la Virgen, Cabreros del Río y Carrocera, de los autores Juan Carlos Uriarte, Jesús Pombo y Amancio González, respectivamente.

Encina Cendón quiso hacer una mención especial al último brigadista irlandés, Bob Doyle, que falleció a los 92 años el pasado día 25 de enero.